martes, 31 de mayo de 2011

Torre de Hoyales de Roa

Hoyales de Roa se sitúa en la ladera de un altozano muy próximo a la confluencia de los ríos Riaza y Duero. Esta estratégica ubicación lo hizo en el pasado lugar idóneo para la ubicación de puestos defensivos. El que ha llegado hasta nuestros días es el resto de una torre de finales del siglo XV levantada por el señor del lugar, Martín Vázquez de Acuña, para defenderse de las apetencias territoriales de su poderoso familiar y vecino el conde de Miranda.



Según los expertos, el castillo original disponía de una torre del homenaje de 18 m de altura y 11 de largo en sus cuatro paredes, al parecer similares. El grosor de los muros es de 1,75 m, compuesto de sillería exterior en las esquinas y mampostería rellena de piedra, ripios y cal.

De cuatro plantas de forjados, las esquinas se rematan con garitones almenados y en el centro de la pared norte (quizas también en las otras tres) un matacán igualmente almenado. Su defensa se centraba en el muro del sur y las trincheras, hoy semidestruidas con las bodegas. La puerta de acceso pudiera estar en la pared del este.
 
Vuelta la Villa de Hoyales a la jurisdicción y posesión del Conde de Miranda en el siglo XVI, el castillo perdió toda razón de ser y se fue abandonando paulatinamente con el consiguiente deterioro. Con la base documental existente se puede asegurar que sus piedras forman parte de la ermita (1590 y 1713) de la iglesia (1778), del cementerio (1882), del antiguo lagar de las Ánimas y de alguna bodega. Incluso se comenta que pudieran formar parte de las más antiguas casas conservadas del primitivo caserío.
 
El condado de Miranda paso a la casa de Montijo y, de ésta, a la de Alba, procediéndose en 1883 a la inscripción registral de la fortaleza y otras posesiones en favor de la Casa Ducal de Alba. Venden un año después los duques sus posesiones en Hoyales por 35.000 pts. a don Dionisio Bombín y Veluza, quien, a su vez y por 170.400 pts., vuelve a enajenar las 29 fincas y el castillo a 41 vecinos el pueblo, quienes lo inscriben en la misma proporción en que adquieren los terrenos de labor el 12 de noviembre de 1919.

El abandono de esta propiedad proindiviso faculta al Estado para inscribirlo a su nombre en 1967, según expediente administrativo de la Dirección General de Bienes y Derechos del Estado. Por Decreto de 22 de abril de 1949, el castillo de Hoyales goza de protección pública como B.I.C., habiendo sufrido dos restauraciones, en 1986 y 2007, que, además de rectificar los evidentes y peligrosos deterioros de los últimos años, han consolidado las ruinas como símbolo emblemático de la localidad.

Fuente: Página web del Ayuntamiento de Hoyales de Roa. http://www.hoyalesderoa.es/

lunes, 30 de mayo de 2011

Unos audios de folklore Burgalés

Varios audios de folclore Burgalés que he ido captando en los últimos meses.

El programa Tarataña de Radio 3 abría hace unas semanas con lo último de Cantollano.

El programa precursor de Tarataña, Todo lo Cría la Tierra, también nos ofrece en su hemeroteca de audios dos joyas.
La primera esta grabación del año 1957 realizada en varios pueblos, en concreto El Almiñé y Hacinas (fiestas del reinado).
La segunda este trabajo de Joaquín Díaz que a su vez es la grabación de canciones recopiladas por Federico Olmeda a principios del siglo XX relativas a la Guerra de la Independencia, a partir de los recuerdos de un informante burgalés conservados desde tiempos de sus abuelos. (a partir del minuto 6)

viernes, 27 de mayo de 2011

La antigua villa fortificada de Haza

Aún puede percibirse desde la carretera Nacional Aranda-Valladolid el inconfundible carácter de pueblo-fortaleza de Haza, pese a haber pedido buena parte de los paramentos originales. Este lugar tiene como referencia histórica la fecha clave de 912, cuando los condes repobladores llegaban por primera vez hasta el Duero fortificando los bastiones de Aza, Clunia y San Esteban de Gormaz.

Los tres enclaves quedaron a cargo de unas pequeñas guarniciones que no fueron capaces de resistir los contraataques musulmanes capitaneados sucesivamente por el califa Abd al-Rahman III, el caudillo Almanzor y el hijo de éste, Abd al-Malik. Hubo que esperar a la definitiva conquista protagonizada por el conde Sancho Garcés en 1011, para la instauración de una relativa seguridad en los valles del Duero y el Riaza.
 

En esa época Aza inició un imparable ascenso como centro de control administrativo al convertirse en capital de una importante Comunidad de Villa y Tierra, de la que dependían hasta 15 pueblos y aldeas de sus alrededores. Tras pasar por las manos de distintos señores feudales —quizá los más famosos fueron los Garcíez de Aza— a finales del siglo XIV entró definitivamente en la órbita de los condes de Miranda.
 
A estos poderosos nobles, tan presentes en la Ribera del Duero, se debe la construcción de gran parte de las fortificaciones que se mantienen en pie. Una vez dentro del recinto amurallado, que sigue protegiendo las casas de la población, se encuentra una pequeña plaza de armas en la que se alza la torre del homenaje de la fortaleza. Con varias plantas y unos cimientos fechados en el siglo XII, es el resto más antiguo de todo el conjunto.

Aquí podemos disfrutar de unas privilegiadas vistas de la fértil vega del Riaza, apenas unos kilómetros antes de unirse con el "padre" Duero.
 

La misma vista, pero desde la perspectiva de la Torre del homenaje, el resto que mejor se conserva de la gran fortaleza junto con la puerta de acceso principal al pueblo. Como vemos esta parte ha sido consolidada recientemente.
 

jueves, 26 de mayo de 2011

Vídeo promocional de Adeco Bureba

Son menos de seis minutos. Quizá un poco acelerado.


miércoles, 25 de mayo de 2011

Adrada de Haza

Adrada de Haza se sitúa en la vega baja del río Riaza (río que kilómetros atrás forma unas bellas hoces). Nos fijamos en los tres elementos de este pueblo más interesantes desde el punto vista de este "bloggero".

La curiosa "Fuente del Hambre", situada al otro lado del río en la carretera hacia Castrillo de la Vega, y a la que se atribuyen propiedades diuréticas.


Otro interesante humilladero, originario del siglo XVI.

A la derecha del humilladero podemos tomar un camino que se interna entre las tierras de labor de la vega del Riaza. Como a un kilómetro del pueblo en dirección Noreste se encuentra el Nogal Pajarote. Presenta una imagen espléndida aunque lamentablemente cuando lo visité las hojas apenas estaban empezando a brotar. Tiene un perímetro de 3,5 metros.


El árbol es muy apreciado en el pueblo, tanto que ha dado nombre a una asociación.

lunes, 23 de mayo de 2011

Fuentelcésped

En Fuentelcésped también tenemos un bonito humilladero, muy similar al de Fuentespina. Este humilladero fue construido en 1618 por Benito Martinez y su Mujer Magdalena Ramirez, según reza en el pedestal que sujeta la columna.

 
 
El humilladero está formado por dos piezas: el crucero y una estructura de protección o templete. El primero es una columna toscana, elevada sobre tres gradas. Sostiene una cruz en cuyas caras aparecen la imagen de Cristo crucificado en una y de la Inmaculada en la otra.

 
El templete presenta cuatro gruesos estribos que sustentan un tejado de suaves vertientes, cuyas vigas llegan a formar un pequeño artesonado.



En la plaza principal observamos esta pequeña y curiosa construcción, conocida como Mayo. Con el inicio de dicho mes se coloca en la misma una pequeña cruz, como petición para la protección de las cosechas.


Algunos calles conservan un interesante sabor popular.


El precioso lavadero. Recientemente restaurado. Una de las pozas servía para lavar el agua y la otra para aclararla. Disponía de una zona de sombra para alivio de las lavanderas. Está fechado en 1783.


Junto a los lavaderos, y fechada en el mismo año, está esta monumental fuente conocida como Fuente Grande.


Información adaptada de la web fuentelcésped.com

jueves, 19 de mayo de 2011

Soleta Sendas

En mis navegaciones por la red descubrí no hace mucho la web de esta empresa especializada en proyectos integrales de senderismo. En la misma podéis encontrar descargas tanto de los folletos como tracks para GPS de muchas rutas de senderismo, entre ellas las recientemente creadas para el Ayuntamiento de la Merindad de Valdivielso.

Pero tal vez lo más interesante sea la novedosa publicación "Paralelo 43". Una revista que nace con periodicidad cuatrimestral y que tiene garantizada la publicación de seis números merced a su financiación por Ceder Merindades. Los textos y sobre todo las imágenes me parecen muy buenos.

 

miércoles, 18 de mayo de 2011

El Punto más meridional de la Provincia de Burgos

Avanzando por la A-1 en dirección a Madrid, y después de haber dejado el límite provincial, se inicia una prolongada ascensión para superar una aparentemente pequeña sierra conocida como La Serrezuela, y cuyo pico culminante es Pico Cuerno, con 1380 metros.
 

Tal vez os preguntéis que tiene esto que ver con Burgos. Pues bien, resulta que el municipio de Fuentenebro se extiende bastantes kilómetros al sur, precisamente hasta este punto.


Este aparentemente humilde pico resulta ser el más alto de toda la zona central de Castilla y León. En la siguiente imagen represento todo el área donde no se encuentra un pico más alto. Para superarlo hemos de irnos al pico Valdosa al norte o a Somosierra al sur, ambos a unos 50 kiómetros, y hacia el oeste llegaríamos al Atlántico sin encontrar cima más alta.


Dos panorámicas. La primera Sur-Oeste-Norte

Y la segunda Norte-Este-Sur


El ascenso a este punto se realiza con facilidad desde la localidad de Pradales, en Segovia. Desde la última casa del pueblo en dirección oeste parte un sendero.



Cuando estamos a punto de llegar al cordal el sendero se difumina un poco, pero siguiendo un poco hacia la izquierda encontramos la pista de servicio para los aerogeneradores. En poco más de media hora estamos en la cima, en donde se contabilizan hasta 15 antenas de diferentes características.
 

Dos perspectivas desde la cima.


Otra curiosidad de este lugar es que a apenas un kilómetro en dirección suroeste, siguiendo el cordal, se encuentra el punto más meridional de la provincia de Burgos. Estamos a casi 100 kilómetros en línea recta de la ciudad de Burgos.

La siguiente foto está hecho desde este simbólico punto. Al fondo se intuyen las antenas.
 

martes, 17 de mayo de 2011

Destino España en Burgos y Soria

Pulsando sobre la imagen podéis acceder al capítulo del programa Destino España dedicado a Burgos y Soria. La parte burgalesa transita por tierras de la Capital y Las Merindades, y empieza en el minuto 17. Una interesante manera de ver nuestra tierra de la mano de algunos extranjeros asentados en ella.


miércoles, 11 de mayo de 2011

Humilladero de Fuentespina

En la comarca de La Ribera se conservan varios humilladeros; monumentos religiosos que podríamos considerar intermedios entre los cruceros y las ermitas. Este de Fuentespina es uno de los más interesantes, a lo que hay que añadir el hecho de que se disponen de varios datos sobre el mismo.


El inicio del proyecto para su construcción fue hacia el año 1607, promovido por la Cofradía de la Vera Cruz que quiso unir el Paseo arbolado de la Ermita de la Santísima Trinidad con la actual C/ Santo Cristo, como encrucijada principal y realzada monumentalmente con su construcción. La conservación en los archivos municipales de la documentación y proyecto gráfico permite conocer sus características iniciales y el diseñador del mismo, Hernando de Palacios.

 

El Humilladero en el proyecto original constaba de dos piezas: el crucero y templete. En el centro se alzaba una columna toscana, elevada sobrer tres gradas, sosteniendo una cruz, con dos caras, en las que aparecen las imágenes del Cristo Crucificado en una y en la otra la Inmaculada. El templete constaba de cuatro pilares cuadrangulares que sostenían un bajo antepecho. Posteriormente sustituyeron la columna toscana por una salomónica, única en la Comarca Ribereña de este tipo.



Con el paso de los años y la falta de cuidados entró en ruina, pero hacia el año 1.974, el ayuntamiento y la Parroquia restauraron el Humilladero que existe en la actualidad, trasladándole al otro lado de la carretera C-114 para mejorar la visibilidad de la misma.

 

(información extraída de la página oficial del Ayuntamiento de Fuentespina).
 

martes, 3 de mayo de 2011

Falleció Ernesto Sábato

Como es costumbre estos días festivos no he publicado y han coincidido con el fallecimiento de Ernesto Sábato, un escritor que ha sido referencia personal tanto en los momentos más oscuros como en los más esperanzados.

En mi opinión no se ha resaltado suficientemente la figura de uno de los pensadores más lúcidos de nuestro tiempo y del cual ya nos quedamos huérfanos definitivamente. Por dejaros una referencia aquí os pongo unos fragmentos de su obra "Antes del fin", una especie de testamento vital escrito en 1998, aunque posteriormente aún vendrían, con un perfil similar "La resistencia" y "España en los diarios de mi vejez".
 
“...Aunque terrible es comprenderlo, la vida se hace en borrador, y no nos es dado corregir sus páginas...”

“...Indudablemente, cada generación se cree destinada a rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no podrá hacerlo. Pero su tarea es quizá mayor. Consiste en impedir que el mundo se deshaga. Heredera de una historia corrupta en la que se mezclan las revoluciones fracasadas, las técnicas enloquecidas, los dioses muertos y las ideologías extenuadas; en la que poderes mediocres, que pueden hoy destruirlo todo, no saben convencer; en que la inteligencia se humilla hasta ponerse al servicio del odio y la opresión...”(Fragmento a su vez tomado de la obra de Albert Camus)

“...El progreso es únicamente válido para el pensamiento puro. Las matemáticas de Einstein son evidentemente superiores a las de Arquímedes. El resto, prácticamente lo más importante, ocurre de la corteza cerebral para abajo. Y su centro es el corazón. Esa misteriosa víscera, casi mecánica bomba de sangre, tan nada al lado de la innumerable complejidad del cerebro, pero que por algo nos duele cuando estamos frente a grandes crisis. Por motivos que no alcanzamos a comprender, el corazón parece ser el que acusa más los misterios, las tristezas, las pasiones, las envidias, los resentimientos, el amor y la soledad, hasta la misma existencia de Dios o del Demonio. El hombre no progresa, porque su alma es la misma. Como dice el Eclesiastés, “no hay nada nuevo bajo el sol”, y se refiere precisamente al corazón del hombre, en todas las épocas habitado por los mismos atributos, empujado a nobles heroísmos, pero también seducido por el mal...
 
“...Los jóvenes como tú, herederos de un abismo, deambulan exiliados en una tierra que no les otorga cobijo. En este desguarnecimiento existencial y metafísico, sufren huérfanos de cielo y techo. Comprendo tu congoja, el desconcierto de pertenecer a un tiempo en que se han derrumbado los muros, pero donde aún no se vislumbran nuevos horizontes. Falsas luminarias pretenden cautivar tu voluntad desde las pantallas. Debes de pensar que no hay un cambio posible cuando el valor de la existencia es menos que el de un aviso publicitario. El escepticismo se ha agravado por la creciente resignación con que asumimos la magnitud del desastre. La banalidad con que se degradan los sentimientos más nobles, degenerando al hombre en una patética criatura, en un ser irreconocible en su humanidad.
Yo tambien tengo muchas dudas, y en ocasiones llego a pensar si son válidos los argumentos con que he intentado hallarle sentido a la existencia. Me reconforta saber que Kierkegaard decía que tener fe es el coraje de sostener la duda. Yo oscilo entre la desesperación y la esperanza, que es la que siempre prevalece, por que si no la humanidad habría desaparecido, casi desde el comienzo, porque tantos son los motivos para dudar de todo. Pero por la persistencia de ese sentimiento tan profundo como disparatado, ajeno a toda lógica - -¡ Qué desdichado el hombre que sólo cuenta con la razón! – nos salvamos, una y otra vez, sobre todo por las mujeres; porque no sólo dan la vida, sino que también son las que preservan esta enigmática especie. No en vano, en una de las culturas cuya sabiduría es milenaria, se creía que el alma de una mujer que moría en el parto era conducida al mismo cielo que el guerrero vencido en un combate...”