jueves, 22 de marzo de 2012

Regreso a los pueblos del Silencio: Hozalla

Hozalla se encuentra en la cara sur del valle de Losa, en la ladera de los montes que hacen límite con Álava. Los primeros edificios nos informan claramente del abandono del lugar.



Lo que queda de la iglesia.


Un edificio que se quedó en las primeras fases de restauración.


De este otro aún se podría sacar una casa interesante.


Sin embargo, otras casas ha sido acondicionadas como segundas viviendas.



Este pueblo nunca debió ser demasiado populoso. Según los datos del diccionario de Madoz, Hozalla contaba a mediados del siglo XIX con quince personas. El mismo diccionario nos cita además dos fuentes de buenas aguas, una dentro de la población y otra en el término y una iglesia parroquial de Santa María Magdalena. Según esta fuente el terreno es de ínfima calidad y a la parte norte se encuentra un monte denominado el Toyo que sólo cria pinos de mala clase. Cruzaba entonces el pueblo el camino que desde La Rioja se dirigía a la montaña de Santander, aunque ya se encontraba en muy mal estado.

Los datos demográficos en 1900 eran de 55 habitantes y en 1950 de 58. A partir de entonces se debió sufrir la tan repetida emigración. Hoy figuran en el padrón 4 habitantes. Como en muchos otros casos, la guía para conocer más sobre el devenir de este pueblo la tenéis en el excelente libro "Los pueblos del Silencio", de Elías Rubio. Allí podréis conocer, entre otras muchas cosas, el estremecedor final de su último habitante en 1982.

En las fotos no se aprecia, pero en la cumbre de la loma existe una extraña estructura metálica. Por internet he descubierto que se trata de una "presa eólica". En este link podéis saber algo mas.


3 comentarios:

provinciadeburgos dijo...

Hozalla abajo

Villalta dijo...

Se dice de él que fue el primer pueblo abandonado

Montacedo dijo...

Gracias por dejar comentarios. Villalta, no sé de donde sacas esa información, tendría que contrastarla. En todo caso se referíría a la fase de emigración a las ciudades que se inició en los 50, pues desde hace al menos un siglo van desaparaciendo pueblos poco a poco, por ejemplo así a bote pronto Siero o Fresno de Nidáguila fueron abandonados antes.