viernes, 18 de julio de 2014

Árboles singulares: El Moral de Torrepadre

De los lugares del curso bajo del Arlanza ya nos ocupamos hace aproximadamente un par de años. Me quedó no obstante pendiente de entonces la búsqueda del moral de Torrepadre, uno de los que aparecen en el catálogo de árboles protegidos (es un decir) de la Junta de Castilla y León.
 
 
 
El moral se encuentra a unos dos kilómetros al noroeste del pueblo, siguiendo la carretera que le comunica con la N-622 y casi enfrente de la arruinada ermita de Vialeta. No se observa desde la carretera, ya que se encuentra en la depresión formada por el curso del río Arlanza. De hecho en la siguiente foto se aprecia como se ubica a apenas a unos metros del agua, lo que probablemente haya influido en su longevidad.
 
 
El moral de Torrepadre es conocido como Moral de los Moros (una vez más se asocia lo antiguo y desconocido con los moros). Como muchos de sus congéneres, ha sufrido un proceso de inclinación bajo el peso de sus ramas y de sus años hasta dar con el tronco principal en el suelo. No obstante ya sabemos que para los morales esto no implica mayor problema, pues tienden a rebrotar con una fuerza similar (ya conocemos el caso del moral de la Ermita de Santa Lucía).



 
El hecho de que aquí se ubique un moral centenario, no muy lejos de una ermita, hace bastante plausible que nos encontremos en la ubicación de un antiguo pueblo. Lo que sí que se sabe es que el antiguo camino (que coincidía con un cordel ganadero) pasaba junto al árbol.
 
Frutos a medio hacer, promesa de dulces degustaciones
 
Por cierto, que el Moral de los Moros es uno de los protagonistas de la exposición fotográfica sobre árboles singulares (son obras de Elías Rubio) que se inaugura mañana en Jaramillo de la Fuente, coincidiendo con la celebración del quinto aniversario del árbol de la provincia.