martes, 31 de mayo de 2016

Museo del Oso de Hortigüela

 En las antiguas escuelas del pequeño pueblo de Hortigüela se encuentra un pequeño espacio expositivo conocido como "Museo del Oso", al ser su pieza más original un esqueleto bastante completo de Oso pardo (Ursus arctos). También encontramos algunos utensilios tradicionales y otros elementos etnográficos.
 



 
 
Pero quizá los que más me llamó la atención fueron las fotografías antiguas del Monasterio de San Pedro de Arlanza (ubicado en su término municipal). Probablemente use alguna para enriquecer el artículo dedicado a este milenario patrimonio burgalés.
 
 

jueves, 26 de mayo de 2016

Ruta de senderismo: Embalse de Ordunte

El embalse de Ordunte es una relativamente pequeña acumulación de agua creada en el valle de este pequeño río, el más norteño de la provincia. Tiene la peculiaridad de que tanto el embalse como el agua de contiene pertenecen a la ciudad de Bilbao. De la historia de este embalse ya tratamos en otro artículo. Aquí presentamos una sencillísima e interesante ruta que recorre su perímetro.

Dificultad: Muy baja
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Muy fácil
Belleza: Alta
Tiempo y distancia: 2 horas y media (11 kilómetros y medio). Se puede recortar aproximadamente un kilómetro si evitamos la derivación hacia la ermita de San Bartolomé de los Montes.

 
 

martes, 24 de mayo de 2016

Ermita románica de Nuestra Señora de la Oliva

Sorprende la escasa importancia que se da en las webs especializadas a este templo situado en Escóbados de Abajo, tal vez porque está situado un poco a tresmano, a caballo entre dos áreas muy diferenciadas como son el páramo y La Bureba.


jueves, 19 de mayo de 2016

Regreso a los pueblos del silencio: San Martín y Quintana del Rojo

Actualizo, básicamente con nuevas fotografías, este artículo dedicado a uno de los pueblos citados en el libro "Los pueblos del silencio": San Martín y Quintana del Rojo. Estos pueblos son citados de manera conjunta al estar separados apenas por 500 metros y haber tenido siempre una historia común. Si la primera visita databa de 2009, esta corresponde a 2015.


martes, 17 de mayo de 2016

La antigua Mina Esperanza en Olmos de Atapuerca

El pasado sábado tuve la oportunidad de visitar la mina abandonada de Olmos de Atapuerca, recientemente habilitada para el turismo (año 2013), conocida como “Mina Esperanza”. 
 
 
Recuerdo a los mineros en el pueblo de Olmos de Atapuerca
Cabe decir que Olmos de Atapuerca se encuentra en un entorno de gran variedad mineral. Aparte de esta mina de mineral de hierro, en pocos kilómetros a la redonda existen canteras de yeso, caliza y arena. Los primeros datos contrastados sobre la explotación de estas minas son de 1865, aunque hay indicios de explotación anterior, que podría remontarse al periodo medieval.
 
 

Vistas de las instalaciones exteriores

La explotación de Mina Esperanza sufrió muchos altibajos, con largos periodos de abandono. Curiosamente la fase de funcionamiento más estable fue justamente al final de su vida, entre los años 50 y 70 del pasado siglo, alcanzándose cifras superiores a las 2000 toneladas anuales de mineral. Los altos costes de transporte de material fueron siempre el lastre para la rentabilidad de esta explotación, y ellos fueron la principal razón del cierre definitivo, en el año 1974 (aún viven algunos de los últimos trabajadores).
 
 


Bocas secundarias

Los trabajos de puesta en valor del espacio minero han alcanzado para acondicionar un tramo de unos 200 metros de galerías, correspondientes a los niveles -1 y -2 de la cavidad principal, además de un tramo adicional en el nivel -3 que sólo es visitable en a finales de verano por los problemas de inundación. En general siempre es mejor realizar la visita en periodos secos para evitar problemas con la humedad y el barro.
 

Cabe decir que el sistema completo de la mina comprende varias entradas intercomunicadas con multitud de galerías, las cuales fueron dinamitadas como medida de seguridad al cierre de la explotación. Los trabajos de acondicionamiento han consistido fundamentalmente en el desescombro de una mínima parte de las galerías, que en esencia permanecen intactas y ocultas.
 

 
Esto ha traído como resultado uno de los aspectos más resaltables de la visita: las instalaciones que vamos a observar (entibado, rieles…) son las originales, tal y como quedaron en origen. Incluso se ha encontrado algunos útiles dejados atrás por los últimos mineros. 
 
 


 
Comienza la visita por la zona exterior de la mina, la cual no ha podido ser restaurada. Observamos el edificio de barracones de los mineros, una torre para el suministro de electricidad y un edificio de “usos múltiples”. Desde aquí se accede a la mina por una fuerte rampa por la que eran ascendidos los vagones gracias a un cabrestante. En origen dichos vagones eran trasportados hacia la cercana estación de Quintanapalla para allí integrarse en el transporte ferroviario.  

Museo de Minerales con paneles explicativos
Ya en el nivel -2 observamos una parte de galerías, unas vagonetas originales y diverso material minero. En una antigua sala de distribución de galerías ha sido acondicionado un pequeño pero curioso museo de minerales, acompañado de varios paneles explicativos sobre minería en general y sobre los yacimientos existentes en la provincia de Burgos. Desde aquí se da por concluida la visita saliendo por la empinada escalera de un antiguo conducto de ventilación. 


Lo aquí redactado es sólo un pequeño resumen de los contenidos y anécdotas que podremos conocer durante la visita. La información la tenemos en la página web Mina Esperanza. Es posible realizar una visita combinada entre Mina Esperanza y las instalaciones de Paleolítico Vivo, ambas gestionadas por la empresa Sierra Activa

jueves, 12 de mayo de 2016

Quesos y corderos ecológicos en Barcina de los Montes

Desde hace más de 30 años funciona en la localidad de Barcina de los Montes, mediante producción ecológica, una granja de ovejas churras en la que también se fabrican quesos.




Aquí tenéis un enlace al programa "Un paseo por la Provincia" de CyLTV Burgos, dedicado a Barcina de los Montes y La Aldea del Portillo. En el mismo se dedica un amplio espacio a hablar tanto sobre esta granja como de la Asociación Imágenes y Palabras, que tratábamos en nuestro anterior artículo.
 

martes, 10 de mayo de 2016

La asociación Imágenes y Palabras de La Aldea del Portillo del Busto

Allá por el año 1999 nacía una singular iniciativa cultural: Jorge Baldessari y Dorien Jongsma, argentino él y holandesa ella, creaban la “asociación Imágenes y Palabras”. El objetivo era desarrollar acciones culturales y artísticas contemporáneas en el medio rural, y todo ello desde el apartado y minúsculo pueblecito de La Aldea del Portillo del Busto.

El trabajo se ha venido desarrollando en dos vertientes: Por una parte, facilitando la participación de artistas y estudiantes en iniciativas desarrolladas en este singular entorno y, por otra, intentando interaccionar con una población local poco acostumbrada a tomar parte en acciones de este tipo. 

"El Hacedor"

El Taller Colectivo y Centro Cultural “el Hacedor” es el fruto principal del trabajo de la asociación durante estos años. Iniciado en 2002, fue inaugurado en el año 2009. Cuenta con espacio para talleres, exposiciones y está complementado con la existencia de un albergue. En la creación de “el hacedor” han jugado especial papel los grupos de voluntarios, muchos de ellos extranjeros, que han venido acudiendo año tras año al lugar.
 
Algunas piezas expuestas al aire libre

Otra de las iniciativas más llamativas de la asociación “Imágenes y palabras” ha sido la puesta en marcha de diversas ediciones de la exposición al aire libre“encantapájaros”; en la que se ha buscado la interacción con la población de la zona diseñando espantapájaros en los más diversos formatos. 
 
Imágenes de la exposición "Todo Jorge"

Jorge Baldessari fallecía a finales de 2010, pero no por eso finalizaba la actividad de la que el mismo llamaba su gran obra. Entre septiembre de 2015 y marzo de 2016 ha tenido lugar la exposición “Todo Jorge”, dedicada en homenaje al autor. A finales de este periodo me animé a pasarme de nuevo por La Aldea del Portillo del Busto. No había estado allí desde un indefinido día de principios de siglo. Por entonces “el Hacedor” era poco más que un sueño en la cabeza de Jorge y una casa vieja necesitada de una amplia reforma.



Ahora pude comprobar que “el Hacedor” es una realidad plena. La propia Dorien me estuvo explicando algunos aspecto de la exposición y comentando los planes para el futuro. Por diversas circunstancias va a trasladar su residencia fuera de Burgos, pero la actividad no va a cesar. Por una parte, se seguirán realizando exposiciones y actividades temporales y, por otra, el día a día quedará en manos de los nuevos arrendatarios del albergue.

No voy a ocultar que ni entiendo en demasía ni me siento muy identificado con el arte contemporáneo pero, lo mismo que me pasa con otras cosas con las que no interacciono, soy capaz de entender que este tipo de iniciativas son deseables y necesarias: “¡ Larga vida a El Hacedor!”.

Este artículo es sólo una breve reseña; para más información os recomiendo echar un vistazo a su página web.

jueves, 5 de mayo de 2016

Castillo de Torrecitores del Enebral

Hace unas semanas tuve la oportunidad de acompañar a los miembros de la Asociación Burgalesas de Amigos de los Castillo en una visita a la torre-castillo de Torrecitores del Enebral. Esta visita me permite a su vez ampliar un poco el artículo dedicado a esta poco conocida construcción. 
 
 

martes, 3 de mayo de 2016

Riocavado de la Sierra

Riocavado de la Sierra es una localidad serrana como pocas en la provincia. Dispone de un amplio territorio que desciende desde las cimas de la Demanda, cubierto de extensos bosques otrora ocupados por los pastizales de una amplia cabaña ganadera. Uno de nuestros ríos más emblemáticos, el Arlanzón, nace en sus dominios, pese a discurrir en la vertiente contraria de la sierra.

Al respecto existe una curiosa leyenda: se cuenta que los vecinos de Pineda y Riocavado decidieron acabar con las riñas territoriales organizando una carrera entre dos viejas. Cada una de ellas partiría de su pueblo al canto del gallo, estableciéndose el nuevo límite en el punto en donde se encontrasen. No me resisto a incluir en su integridad este bonito romance con una de las versiones de la leyenda: