miércoles, 7 de febrero de 2018

El carnaval tradicional de Mecerreyes

La despoblación y el rodillo uniformizador de la dictadura de corte católico dieron al traste con muchos de los carnavales tradicionales de los pueblos de nuestra provincia. Probablemente el más interesante de los que se conservan es el que tiene lugar en la localidad de Mecerreyes.
 


Los vecinos de Mecerreyes despliegan cada año más esfuerzo e imaginación; tal y como se puede ver en estas fotos.


Conocido como “Gallo de Carnaval” o “Domingo Gordo”, tiene lugar en el domingo correspondiente; en el caso de este año el próximo día 11. Tiene su mayor originalidad en los curiosos disfraces de corte tradicional confeccionados por los vecinos, en los que aprovechando los objetos y enseres más variados, se consigue crear un cierto aire secular y atávico a la celebración.


Esta fiesta pagana, que se pierde en la noche de los tiempos, dejo de celebrarse allá por los años 30. Afortunadamente los trabajos de Jesús González y Alonso de Martín permitieron registrar las características más importantes de la fiesta gracias a las entrevistas a las personas mayores que aún recordaban la misma.


Basándose en estos documentos, la fiesta se recuperó en el año 1980, y los vecinos van intentando mejorarla año a año, con cada vez más disfraces, pero intentando ser siempre fieles a la celebración original. 


Comienza la jornada a primera hora con la petición de aguinaldos para subvencionar la merienda de los mozos participantes: Alguaciles, Mozos, Zarramacos, Dulzaineros, todos ataviados con trajes típicos.


Al final de la mañana tienen lugar las Carnavaladas y Zarramacadas, en las que los diversos personajes pasean por las calles asustando a los curiosos, utilizando a veces para ello vísceras de animales. Cuerdas, huesos, pieles, retales de tela, hojas de roble y gallarones, son algunos de los materiales usados para confeccionar estos disfraces inspirados en testimonios recogidos de los mayores. Se provoca a la gente de forma sana, y es muy divertido. Todos los años sale alguna sorpresa. Las fotos que acompañan a este artículo corresponden a esa parte de la celebración.


Por la tarde tiene lugar la corrida del Gallo de Carnaval, el verdadero plato fuerte de la fiesta. Una vez preparados el gallo vivo, y el gallo de trapo (este se usa en la corrida para que el de verdad no sufra ningún daño) colocados en la rueca y adornados con un mantón, el Zarramaco, acompañado de alguaciles y mozo mayor y al ritmo de las dulzainas, se dirige hasta la casa del Rey, para hacerle entrega del gallo; desde allí se dirige toda la comitiva hasta el Ayuntamiento, donde los alguaciles se encargan de organizar bien las calles.


Los danzantes se incorporan y el coro comienza a cantar las coplas. Entre copla y copla suena la música de dulzaina, y es en ese momento cuando se puede entrar a por el gallo; si el que entra, consigue hacer un recorrido y devolver el gallo al Rey, recibirá los aplausos del público, si por el contrario recibe un garrotazo o tarrañuelazo, deberá devolver el gallo al zarramaco.

Como dice la copla:

El que entre a por el gallo,
lo que en limpio va a sacar,
es un palo con la estaca,
y no pueda reclamar.


Una vez finalizado todo el recorrido, se dirigen todos los participantes hasta la plaza, donde se realiza la subasta de la cresta del gallo (se subasta todo el gallo) y se termina la fiesta con el baile de la rueda y con la degustación de postres típicos (Guirlache, Naranjas con azúcar, Orejas de haba y Florones) que ofrece la Asociación de Jubilados.

En la fiesta participa todo el pueblo, cantando, bailando y saliendo a por el Gallo. Aunque hay una serie de personajes que destacan y que tienen un papel más importante. Además del propio Gallo, hablamos de El Rey, que es un niño de unos 10 años vestido con sus mejores trajes, usando polainas, una banda que le cruza el pecho y un gorro. Es el encargado de llevar al gallo en una rueca; La cual y se coloca en el centro de la calle, en alto, para que los mozos entren a por el gallo.



El Zarramaco es un mozo fornido y fortachón, que vestido con pieles y cencerros, con la cara pintada y ayudado de una tarrañuela (palo rajado de arriba a abajo, que es utilizado por el zarramaco para intimidar y llegado el caso golpear a los mozos que se lleven el gallo) es el encargado de defender al gallo, si algún mozo osa entrar a llevárselo.

Los danzantes son un grupo de mozos que colocados en dos filas y flanqueando al Rey, danzan al son de una tonada interpretada por las dulzainas y el tamboril; es en este momento cuando pueden los mozos entrar a por el gallo.


Los Alguaciles y el Mozo mayor son los encargados de hacer respetar las normas, guardar las filas, etc. Los Alguaciles, vestidos con antiguas chaquetillas y fajas llevan también alforjas, con ceniza u otro elemento disuasorio y arrojadizo en su interior que derraman a los pies de la gente si esta no deja espacio suficiente para que salgan los mozos a pelar el gallo, también se acompañan de largas varas con las que marcan el límite para que los visitantes no interrumpan el desarrollo de la fiesta. El Mozo Mayor va vestido con Capa castellana y da las normas para que todo funcione correctamente.



Los contenidos de este artículo han sido tomados y adaptados desde la página web de Mecerreyes, en donde podéis informaros también de los horarios para las celebraciones de este año. Termino este artículo con un pequeño vídeo recopilando algunas tomas del evento.
 


5 comentarios:

peña del sol dijo...

Qué buena pinta tiene. Habrá que pasarse a conocerlo. Es interesante también La Tarasca de Hacinas -el pueblo de mi madre- cuyas raíces no son tan antiguas, pero que probablemente procede de Francia.

Montacedo dijo...

Gracias por comentar. Por cierto estaba pensando en acercarme por Hacinas, pero no podría, si acaso, más que un rato por la mañana. ¿Merece la pena aunque sólo vaya entre 13:00 y 13:30, más o menos?

peña del sol dijo...

La Tarasca saldrá hacia las 8 u 8:30. No creo que haya mucha animación a mediodía. En el facebook de Cultura Pinares Sur han colgado el programa. Que lo disfrutes!

peña del sol dijo...

He dado por supuesto que te referías al sábado. Si es el domingo, si merece la pena.

Montacedo dijo...

Sí, sería el domingo. A ver si puedo. Un saludo y gracias. Por cierto, supuestamente también se hace algo en Hortiguela, pero no encuentro información por ningún sitio.